Zbitt, su comercio informático
logo zbitt
Twitter
.
Publicidad y venta de dominios
Busca:
Publicidad y venta de dominios

PostHeaderIcon EL ARTE DEL PAYASO CALLEJERO

Ver a un payaso cruzar una avenida, detener el paso de microbuses y automóviles con un caminar desenfadado y resuelto -como ejerciendo un derecho de soberanía sobre el mundo, interrumpiendo la ley del tránsito sólo como un ejemplo (su entrada en escena) de su permanente subversión de toda norma, de toda ley, de toda normalidad- es ver un acontecimiento fundamental, denso, trascendente. No se trata meramente de una expresión folklórica, una visión melancólica de una cultura popular que retrocede ante el amenazante avance de la cultura de masas y de la farándula nacional. Hay algo serio en la risa que provoca el payaso, genera una fascinación (placer y displacer); se le teme y se le busca: es una figura inevitable. ¿De qué se trata la experiencia del payaso? ¿De qué se trata esta experiencia para el espectador, de qué se trata para el payaso?

payasos

payasos en la calle

Según Gabriel Weisz, “el clown opera con mensajes opuestos y disociaciones porque así provoca un estado de caos conceptual. Digo que el clown es caótico en tanto que contradice una supuesta situación de normalidad. En tales situaciones usualmente creemos predecir la conducta de las personas que nos rodean por lo cual no suelen sorprendernos. Pero el clown no entra en estas categorías y justamente su objeto es romper con nuestros modelos mentales arraigados a un mundo hecho a la medida de nuestras convenciones. Al romper con las categorías nos sorprende y esperamos que lo haga para poder alimentar nuestra existencia con otros modelos mentales a los que estamos habituados. Cuando presenciamos todo lo que puede simbolizar inconsistencia, entonces perdemos el control. Los diferentes sistemas de poder que gobiernan nuestras sociedades nos educan en las reglas de la consistencia, por ello el humor es el peor enemigo de las dictaduras que buscan en la consistencia la manera de implantar el poder. El clown rompe con esa línea de significados hipnóticos entre el buen ciudadano y el poder; en este sentido es la fuerza rebelde, el azar y el caos.

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • Meneame
  • MySpace

Deja un comentario