Zbitt, su comercio informático
logo zbitt
Twitter
.
Publicidad y venta de dominios
Busca:

Entradas con la etiqueta ‘pintores’

PostHeaderIcon Pintores Urbanos Street Art

Este dibujo realizado con esténcil es una síntesis perfecta. Así como se muestran, sucias y descascaradas, estas paredes Argentinas abarcan en ellas los movimientos de Street art más activos de América latina.

pintores urbanos

Un brasileño apodado Flip, aprovechó la escala de un crucero para bajar del barco y pintar en Buenos Aires. Llegan artistas de toda América y Europa como él para convertir estos muros en un museo al aire libre. Sin recibir nada a cambio, trabajan en equipo con sus pares locales, que cada año viajan para demostrar sus trabajos en galerías y festivales del exterior.

Consciente de su poder de seducción, Argentina se maquilla para la foto mientras el arte urbano desfila por la alfombra roja de Hollywood: Banksy, el artista callejero más famoso del mundo, llego hasta los premios Oscar, seis meses después de que los grafiteros tuvieran su primera bienal, Grafiti Fine Art, en San Pablo.

Buenos Aires no está dispuesto a resignarse al segundo plano. Por eso no dudó en darle vía libre a Sigismond de Vajay, curador de la muestra Of Bridges & Borders en la Fundación Proa, para que Sabina Lang y Daniel Baumann intervinieran el puente que une la Facultad de Derecho de la UBA con el Museo Nacional de Bellas Artes. La obra fue presentada un mes antes de que el grafitero parisino Jonone pintara en vivo durante la “Noche en vela”, organizada junto con el gobierno francés, en la mítica calle Lanín, en Barracas.

“El street art fue un importante aporte a la ciudad porque le dio una vuelta de tuerca al clásico grafiti derivado del hip hop; amplió sus límites”, dice Marino Santa María, quien fue el responsable de haber transformado con venecitas de color, estas cuadras que hoy son un imán para el turismo. Hace diez años cuando el comenzó a trabajar allí, esta ciudad era un caos. Una mañana aparecieron el Cabildo, la Catedral metropolitana y la Plaza de Mayo pintadas con aerosol: “Que se vayan todos”.

 

PostHeaderIcon El arte callejero, una nueva forma de hacer turismo.

Se puede definir al arte callejero o arte urbano como todo el arte expresado en la calle normalmente de manera ilegal o como una forma artística de intervenir el espacio público.

El arte callejero en Argentina comenzó a consolidarse en los años 90 gracias a la llegada de artistas extranjeros y algunos argentinos que habían aprendido a hacer graffiti en Europa o Estados Unidos.

Viajar ganandote la vida

Viajar ganandote la vida

La creación de murales y graffiti en Inglaterra, Estados Unidos y en otros países de Europa está prohibida, es por eso que Buenos Aires ha sido cuna para diversos artistas, cada uno con una diferente forma de expresión. Ahí, en lugares en decadencia, edificios y casas abandonadas, espacios públicos degradados, es donde los artistas callejeros logran plasmar su arte y revivir los barrios de porteños.

Marina Charles, es una inglesa que al mudarse a Buenos Aires pudo notar el arte latente de la ciudad, crear su empresa Graffitimundo y construir una propuesta distinta: un recorrido turístico por los principales barrios de la ciudad donde se puede apreciar el arte de distintos artistas, contactarse con ellos y comprar sus obras.

“Hace 8 meses estuve viviendo en Buenos Aires con una amiga, aprendiendo castellano y buscando trabajo. Nos encantó el arte callejero de la cuidad y quisimos hacer un tour pero cuando nos dimos cuenta de que no había nada como esto, decidimos empezar nuestra empresa”, explica Marina Charles.

En Londres Marina trabajó con artistas urbanos, ilustradores y diseñadores, pero siempre notó que existía una mirada negativa hacia el arte callejero. “En Argentina los artistas tienen la libertad para pintar donde quieren de una manera relajada, algo muy distinto en relación a otro países donde el arte urbano está prohibido”

El objetivo de Graffitimundo es promover los trabajos de los artistas argentinos en su país y en el mundo, mediante un recorrido por los barrios de Palermo, Belgrano, Colegiales y San Telmo, donde se pueden apreciar los graffitis y murales que se esconden detrás de la ciudad que estamos acostumbrados a ver.

Al igual que Graffitimundo existen otras organizaciones que intentan promover el arte urbano en Buenos Aires. Este es el caso de Hollywood in Cambodia, una galería de arte callejero ubicada en Thames y Costa Rica, Turbo Galería en Costa Rica al 5800, Loveyou y Sixfeet, dos tiendas en Palermo que venden piezas de arte, indumentaria y accesorios y Diente de Oro, un espacio que brinda la posibilidad de realizar talleres de arte urbano.

Si bien Graffitimundo es la única empresa en el mundo que promueve el Street Art desde una mirada turística, Inglaterra cuenta con dos espacios que posibilitan la promoción del arte callejero, Ektopia y Pure Evil. Así también Estados Unidos cuenta con Wooster Collective, una página de Internet que promueve las obras de varios artistas en Nueva York, Fecal Face, una tienda de San Francisco que vende piezas de artistas de todo el mundo y Unurth en Los Ángeles.

PostHeaderIcon GRAFITI ARTE CALLEJERO

El grafiti nace como un arte  ilegal, por realizarse en propiedades privadas, el que se dedica a escribir grafitis no es un criminal, ni drogadicto, a pesar de los peligros que corren, ya sean multas y cárcel, continúan  con su necesidad de expresarse.

grafitti

El grafiti de ilegal a arte cotizado.

El grafiti apareció en Nueva York y está representando un medio para expresar culturas, políticas y sociedad. Este ha sido adoptado por jóvenes en todo el mundo, hoy por hoy se considera una manifestación estética urbana.

Desde su aparición ha sido determinado como una identidad vandálica, y ha impactado en varias partes del mundo. El grafiti y su estilo se ha desarrollado como una forma de expresión artística y cultural.

El entorno urbano es capaz de ser modificado por esta actividad. El escultor Santiago Baeza Sánchez  indica que “el grafiti ha dado pie a obras que han llegado a configurarse en su entorno caracterizado por ser efímeras”.

Se considera que el grafiti es un arte temporal ya que tiene una vida limitada  y este carácter provisional es el que lleva a los “writers” a intentar exhibir por medio de fotos  sus trabajos, y también el principal motivo que ha llevado a la actual proliferación de revistas tanto impresas como on-line sobre este arte urbano.

En los países de habla hispana  este arte callejero ha sido un elemento fundamental  para la resistencia política. En España  se ha dado como medio  para el rechazo de la dictadura,  en América latina se hace para luchar contra las dictaduras militares que invadieron el continente, se consideraba  que las paredes era el mejor medio para plasmar algunas consignas sobre la resistencia de la calle al poder.

A pesar de que  en Estados Unidos existió como una herramienta política, principalmente  lo utilizaban las bandas para marcar su territorio.

Una manera de decir “esta calle es mía” o “esto me pertenece”

PostHeaderIcon La Vida de los Artistas Callejeros

Los días más productivos para los artistas callejeros son los domingos, especialmente si se colocan en lugares muy visitados como parques y plazas. Pero, en líneas generales, como artista callejero es difícil subsistir, ya que la cantidad de dinero recaudada todos los días varía mucho, dependiendo de las actividades que realice cada artista, del lugar y de las horas que se trabaje. En el caso de las estatuas humanas, si se tiene un disfraz muy original y se trabajan 10 horas en un lugar turístico muy concurrido, pueden llegar a ganar un monto de 60 euros al día, teniendo en cuenta que en ocasiones el mal tiempo y las normas pueden influir en la cantidad de dinero que se recaude al final del día.

Musica en la calle

Musica en la calle

Para los músicos es aún más difícil, ya que su actividad es más regulada, por lo que en 8 horas de trabajo han de ganar menos que los mimos, titiriteros, magos y estatuas vivientes. Para compensar, intentan hacer un dinero extra grabando su propio CD, que suelen vender mientras actúan, aunque está prohibido.

Más del 80% de los artistas que trabajan en la calle no paga impuestos ni están registrados como autónomos, ya que es difícil calcular cuánto se gana cada día.

Estos artistas/trabajadores pretenden que se haga un régimen específico para sus necesidades, que insinúan podría ser un “régimen mixto”, para que se les permita hacer de estatua, por ejemplo, y en el resto de tiempo en que no puedan dedicarse a ello, tener un régimen por cuenta ajena.

En cambio otros artistas que trabajan en la calle, como los pintores y caricaturistas de la Plaza Mayor de Madrid, están dados de alta en el sistema de Seguridad Social como autónomos. El motivo es que tienen un lugar fijo donde realizar su oficio, y trabajan en horarios más o menos estables, lo que no suele pasar con otro tipo de artistas, como músicos, estatuas vivientes, mimos o malabaristas.

Los artistas que tienen un lugar fijo donde realizar su oficio, y trabajan en horarios estables, están dados de alta como autónomos

Hay artistas que actúan en la calle, pero también lo hacen en varios actos o festivales. En este caso, por lo general son contratados por obra o servicio cuando salen de las calles, y casi todos se cotizan como autónomos. Algunos ejemplos son las compañías de teatro callejero, como La Llave Inglesa, los Malabaristas y otros grupos, que se dieron a conocer en la calle y que ahora actúan también en salas. Se da el caso, además, de algunas compañías que incluso actúan de forma fija en ciertos lugares públicos, como Marimba Marionetas y otros grupos de titiriteros, que se presentan cada fin de semana en el teatro de Marionetas del madrileño Parque del Retiro.